Menu

Twitter minuto a minuto

A+ A A-

"Resúmen Partidario Independiente") MARCOS LANDABÚRU HABLÓ EN "¡EL GRAN CAMPEÓN!"...

Resúmen Partidario Independiente.

En la noche de ayer, en el programa Independiente el gran Campeón que emite en radio gama am 1490 de 20 a 22 hs y que también lo disfrutamos por nuestra fan page de Resumen Partidario Independiente, entre tantas notas que realizamos entrevistamos a una gran promesa del club, Marcos Landaburu. Repasamos esa nota que es para disfrutar.
"Estoy ansioso, pero a la vez tranquilo con mucha tranquilidad y mucha paciencia y mucha confianza también"
"Pregunte si tenía que ver con el ex arquero de River y dice que era primo de mí abuelo"
" Llegué a san Telmo en novena división, me tocó en un principio pelear el puesto ya desde chico. Cuando era chico no me desempeñaba tanto, no me destacaba, hasta que a partir de quinta división empecé a cambiar la cabeza, tuve un técnico que me hizo pensar mucho, me hizo abrir la cabeza, me hizo saber de verdad quien era futbolísticamente, en quinta y cuarta creo que me desempeñe mucho como futbolista adentro de la cancha, me hizo aprender un montón de cosas, yo creo que a partir de ese momento fui otra clase de futbolista, y es el día de hoy que yo llegue a Independiente y estoy en un estado futbolístico muy bueno se puede decir"
"Si eso es algo que me inculcaron desde chico aprovechar todas las oportunidades, desde que sean treinta segundos, dos minutos, todo un partido o todo un año siempre uno tiene que estar al cien por cien preparado para cuando Te toque entrar a vos y no sabes si el que te está mirando afuera y primero tenés que hacer las cosas bien por vos y después las cosas se te van a ir dando solas viste"
" Yo al principio no creía que iba a entrar por que faltaba poco tiempo y cuando Lucas me dijo de entrar, lo primero que pensé es en el tiempo, y me dije en este poco tiempo tengo que hacer las cosas bien, porque quiero el próximo partido jugar más tiempo todavía y ganarme de a poquito el puesto. Cuando me tocó entrar la verdad que sentí mucha confianza, mucha tranquilidad de parte de todos. Cuando fue el gol la verdad que no lo podía creer, aparte fue como todo muy rápido, no podía creer que allá echo un gol en el estadio de Independiente, con la camiseta de Independiente, con toda la historia que tiene el club, la verdad que estar en ese momento yo no lo podía creer y a penas que termino el partido que pude agarrar el celular, lo primero que hice fue llamar a mis papás, y la verdad que me emocione muchísimo y por más que sea un amistoso para mí no lo fue"
" Yo tengo a mis dos papas, papá y mamá después tengo un hermano mayor dos años más grande y tengo una hermana más chica de 8 años, no sabes lo contenta que estaba me decía te vi por la tele una felicidad tenía"
"Yo hoy en día pienso en entrenar al cien por cien todos los días, de a poquito voy ganando más confianza, ir ganando minutos, la verdad que no pienso tanto a futuro, sino que pienso en el día a día, estar tranquilo en hacer las cosas bien, que yo sé que se me va a ir dando todo. De parte de Lucas me da la confianza, siempre me habla, eso es importantísimo para un jugador"
"Me pide este entre los dos centrales, que haga lo que yo sé hacer, nada más, que no haga cosas que me lleven a equivocarme digamos, que haga las cosas simples y más que eso no, pero si me dan mucha confianza y me hace hacer lo que más me gusta digamos"
"La verdad que yo soy más centro delantero, pero si tengo que jugar por las bandas no tengo complicaciones, yo sé que lo puedo llegar a hacer"
"Hoy en día, lo primero que pienso es que se me pueda dar en el club y seguir vistiendo la camiseta a muerte y dejar todo por el club y esperemos que se pueda dar y que a fin de año si es que se dan todas las cosas me pueda quedar en Independiente"
" Creo que es un paso muy grande para mí, y la verdad que estar en un club tan grande y de historia como es Independiente creo que para mí es un paso gigante y es un logro pero grandísimo"
"Se puede decir que futbolísticamente los tres creo que cada uno se gana el puesto, pero la verdad que como te dije hoy no pienso tanto en eso, pero yo pienso en hacer las cosas bien que en el día de mañana cuando si el equipo me necesita y Lucas me tiene que poner yo hacer las cosas bien y rendir para poder ayudar al equipo, es un plantel muy definido"
"Espero así como la gente me banca, poder darle esa alegría a la gente que como lo dice el club en ganar y ganar copas que es como los tiene acostumbrados Independiente".

*

Leer más...

"#AUDIO") ENTREVISTA EN VIVO CONJUNTA A MIGUEL ÁNGEL SANTORO Y RICARDO ELBIO PAVONI EN "¡#INDEPENDIENTE, EL GRAN CAMPEÓN!".-

"DANIEL GALOTO"; "DANIEL BORGES"; "RICKY PARRAO".-

*

ENTREVISTA A MIGUEL ÁNGEL SANTORO Y RICARDO ELBIO PAVONI EN VIVO EN GAMA.-

*

Ricardo Parrao
@RickyParrao
He publicado un episodio en #ivoox "Miguel Angel "Pepé" Santoro y Ricardo Elbio "Chivo" Pavoni en Independiente el gran campeón !!! 25/10/2020 " #podcast
*

Leer más...

"#AUDIOS INDIVIDUALES") GATO PAGNANINI; CARLOS GARCÍA CAMBÓN; JUAN CARLOS CÁRDENAS; OSVALDO MURA; FRANCISCO SÁ; ZURDO LÓPEZ; ROJITAS; MARCOS LANDABÚRU; LUIS SAGOL.

"DANIEL GALOTO"; "DANIEL BORGES"; "RICKY PARRAO".-

*

 "#AUDIOS INDIVIDUALES") OSCAR RUBÉN GATO PAGNANINI; CARLOS MARÍA GARCÍA CAMBÓN; JUAN CARLOS CHANGO CÁRDENAS; OSVALDO MURA; FRANCISCO PEDRO MANUEL SÁ; MIGUEL ÁNGEL ZURDO LÓPEZ; ÁNGEL CLEMENTE ROJAS ROJITAS; MARCOS LANDABÚRU; LUIS RAÚL SAGOL.

*

¡INDEPENDIENTE, EL GRAN CAMPEÓN!

¡Independiente, El Gran Campeón!

Con la conducción de Daniel Galoto y el equipo de ¡Independiente, el Gran Campeón!

RADIO "GAMA", DOMINGOS, BUENOS AIRES, ARGENTINA

*

Leer más...

"#AUDIO", PROGRAMA COMPLETO: "¡#INDEPENDIENTE, EL GRAN CAMPEÓN!". ¡SANTORO Y PAVONI JUNTOS EN VIVO!.

 *

INDEPENDIENTE_CAI
 
*

*

 
He publicado un episodio en #ivoox "Independiente el gran campeón, 25 de octubre" #podcast
 
*
Leer más...

"MEMORIAS DEL DECANO ROJO") PAVONI: "EL CAPITÁN DE AMÉRICA".

Título: "EL CAPITAN DE AMERICA". Ricardo Elbio Pavoni, el jugador que más veces ganó la Copa Libertadores.

Nota publicada en la Revista El Gráfico, número 2957, 9 de junio de 1976. Autor: Daniel Garzón.

El copete. "Las cinco Copas del Chivo... Una vez logró el título por radio. Luego fue activo protagonista de cada hazaña. El sueño adolescente de campeón del mundo recién pudo concretarse muchos años después... Hoy el hombre maduro medita. Analiza cada recuerdo profundamente. El al frente de los rojos. Capitán con mil leyendas. Levantando los brazos en Los Angeles, Hong Kong, Roma o Tel aviv. Cruzó el Plata, atravesó Los Andes, llegó hasta Lima... En América y en el universo, símbolo de Independiente y sus conquistas internacionales".

Las frases. "La Copa la tienen que jugar solamente los campeones. El Campeón de América debe entrar en la primera ronda".

"En las giras supimos de la importancia de las Copas. Independiente es el mundo mucho más que el Santos".

Las declaraciones. "Desde chico supe que en la otra orilla existía un cuadro con la camiseta roja, un color que siempre me gustó... La primera vez que charlé con un jugador de Independiente fue en 1964. Sí, el año en que ganaron la primera Copa... Mi mamá vivía cerca del hotel donde se concentraron.

Era el destino. Tenía que pasar obligadamente por allí. Una tarde observé el escudo rojo sobre el sacó negro de Jorge Maldonado, el hombre de la perilla. Esa noche, entre sueños, apareció aquella imagen. Por entonces jugaba para Defensor. Era jugador e hincha. Pero aquel escudo, ¡qué sé yo por qué!, se me había metido misteriosamente

en la cabeza...

Y fue no más cosa del Diablo. Porque al año siguiente me contrataron los rojos... ¿Sabe la emoción que sentí, señor? Venía a jugar al equipo Campeón de América y subcampeón del mundo. Y me dije a mí mismo: "¡Ricardo, acá tenés que triunfar!"... Justo me tocó debutar en el primer partido semifinal ante Boca Juniors. Estaba nervioso y tuve que hacer un penal. Fue cuando Pepé le paró el remate a Menéndez... Después llegó el lío entre Armando y Sande. No pude jugar la final... Sufrí. Es que oír la radio no es lo mismo que estar en la cancha. Cuando Mura metió el cuarto salté como un loco. ¡Era Campeón de América!. Por radio, pero Campeón de América...

Luego, llegaron los encuentros frente al Inter. Después de la segunda final, me tomaron una de las fotos que más me conmovieron en mi carrera (llorando después del empate). Así viví ésas finales, sobre todo la de Avellaneda. Lesionado en el último minuto, salté a cabecear un centro y la pelota pegó en el travesaño. Habíamos perdido la Intercontinental. No había consuelo para mí. Es que era un pibe. Un pibe con mil sueños, mil ilusiones... Un pibe que escuchaba las palabras de Navarro o de Rolan. Allí quedaba impresa mi primera fotocolor: preparándonos en Córdoba para jugar contra Boca. Cabeceando con Mori y Guzmán.

Aquel del '65 era un equipo de personalidad general. Aunque en proceso de declive... Luego perdimos la Copa del '66 por razones extradeportivas. Teníamos un cuadrazo con inmejorable preparación. En el '68 fue distinto. Bilardo y Verón... Sí. ¡Aquellos partidos contra Estudiantes! No le ganamos ni uno. Cuando estábamos por empatar, a Pepé se le escapaba la pelota. Cuando estaba adenrto, la sacaban y anulaban el gol... Pero nosotros éramos un desastre. Estudiantes vivía su plenitud, levantando un reinado que duró tres años...

Pasó el tiempo y nos fuimos armando. Cada partido aumentaba nuestra potencia... Ya no era oyente de consejos. Me estaba mezclando entre los que aconsejaban... En el '69 vino Adolfo Pedernera. El nos inculcó fe. Ganamos el Metro del '70 y del '7l. Vencimos a San Lorenzo y nos metimos de nuevo en la Copa.

Nadie bajaba nunca los brazos. Se luchaba y ponía garra hasta ganar el partido. Ese era el espíritu del '72. Jugamos la final contra el Universitario de Chumpitaz, fue cuando "limpiamos" la Copa... Los peruanos son muy correctos y los dos partidos fueron caballerescamente disputados. En LIma empatamos cero a cero. Esa noche actuaron Soria y Percy contra nosotros... Ahí festejé en el vestuario, ya con muy poco pelo. La Copa estaba intacta, tenía unos cuantos bollos menos.

Nos hicimos uno solo: por más que alguien se fuera, el que llegaba se arraigaba como viejo. Formamos una gran defensa. Inexpugnable. Santoro, Commisso, López, Sá, Garisto y yo.

Si alguna vez se escribiera el Libro de la Copa, mi foto con Santoro   y la Copa, en el Centenario, sería seguramente la tapa. 1973. la final en Montevideo ante el Colo Colo. Fue la mejor Copa... La que más trabajo nos costó. El público se nos puso en contra por aquel arriero...

También en el '73 logramos la primera Interamericana. Una Copa que fue perdiendo importancia, pero que debería tenerla... Fue un año cumbre. En Italia ante el Juventus ganamos la Intercontinental. ¡Era el mejor tres del mundo! La mayor alegría la viví al regreso cuando festejé con mi señora.

El cincuenta por ciento lo lleva la parte futbolística y el resto la organizativa. Tanto antes como ahora, los dirigentes nos dieron trato de amigos. De allí surgió la idea de la cooperativa... Todos ganamos con las Copas. Nos llegamos a compenetrar de tal manera que cuando el legendario Pepé Santoro dejó su lugar al pibe Gay, éste ya sabía todo lo que se juega en una Copa. Un penal que ejecuté nos dio el título frente al San Pablo. Y,al poco tiempo, hicimos doblete de Interamericanas.

No puedo más que dejar escapar una sonrisa... Mi mano aferrada a la Copa, como tantas otras veces. Ese metal plateado tiene muchas huellas digitales mías. Y me siento orgulloso. He ganado cuanto título futbolístico tuve a mi alcance... ¿Qué más queda? Sólo enseñar... Meterme en las mañanas dentro de un buzo y orientar a los chicos...

Porque quiero quedarme en Independiente. Quiero vivir para siempre con lo mío. Es que uno quiere tanto estas cosas, ésta camiseta..., que parece que tiene el rojo pegado en la piel.

¡Qué alegría! El Polaco, Pancho Sá... Las casacas azules del Cruzeiro y una de nuestras mayores hazañas. Tres a cero y finalistas 1975. Fuimos un equipo de expertos. Todos: los de arriba, los de abajo y los del medio.

En Chile, ante la Unión Española, perdimos por una fatalidad. En Avellaneda y en Asunción demostramos bien a las claras quién era el mejor. Hice un gol de penal en Avellaneda. En Paraguay ganamos tranquilamente la Copa. Fue la exhibición final de un ciclo... De ahí en más comenzaba otra historia... El plantel se fue renovando. Ahora estoy como capitán, amigo y consejero...

En mi carrera de futbolista he logrado muchas satisfacciones. Soy el jugador que más partidos jugó para Independiente; el extranjero que más actuó en la Argentina; el defensor que más goles convirtió; goleador uruguayo en un Mundial. Uno sólo recuerda las alegrías...

Aunque también hubo tristezas... Fue a fines del año pasado. No me dejaban irme. Tenía una oferta de México. Hubiera sido una variante... El Gráfico sacó una nota y por suerte todo se solucionó. Me prometieron un partido homenaje. Arreglamos el contrato y seguí jugando...

En realidad no hubiera deseado irme... Es que uno debe defender lo suyo. Lo mío es mi familia e Independiente. Dos sentimientos que llevo adentro. Que caminan, viven y gozan junto conmigo. Una tarde de sol, las viseras... El abrazo del Oreja, del Bocha...

Quizá el año que viene ya comience a enseñar a los pibes. Quizá juegue un añito más... Desde aquellos días del '65 en La Cumbre ha pasado mucho tiempo. Muchos goles, muchas Copas, muchas emociones vestidas de rojo. Mori, Avallay, Navarro, sus sonrisas...

De aquel adolescente a este hombre. ¡Cuántas cosas! ¡Cuánto tiempo! Hay otros nombres junto a mí. Soria, Trossero, Sagioratto, Bochini, Astegiano, Rojas, Bertoni... Ellos tienen la misión de conservar la estirpe. De continuar la leyenda... ¡Qué lindo sería ganar un campeonato este año...".

Conclusión. "Ssshhhh, Capitán Escarlata... Despierte. Vamos. ¡arriba! Justo se nos viene a quedar dormido en el vestuario antes de otra final. vamos Pavoni, despierte. Mire que hay otras giras, otros goles, otros sueños... No se nos vaya, Pavoni. Siga así, junto a nosotros... Vaaamos. Así, siempre así. En el pasado y en el presente en la cancha, mañana al lado de los pibes. Si ya estamos viendo su gran partido homenaje... 'Hoy Independiente frente a la Selección de América'...".

DANIEL GALOTO

"EL GRÁFICO"

*

Título: "PAVONI, EL ULTIMO PATRIARCA...".

Nota no publicada redactada en 1976. Luego del desempate entre River 1 e Independiente 0, por la Libertadores de ese año.

"Ella estaba allí, entre sus manos. El lloraba, lentamente...

Cada lágrima marcaba la angustia del crucial momento. Era un vestuario sin voces, sin gritos... De los que lo vivieron desde la tribuna pudimos ver a los mismos de siempre. Todos sin la eufória de otros tiempos: la de la noche de los dos goles de Maglioni al Universitario o la del gol de Giachello al Colo Colo.

El lloraba. Ella estaba allí.

Algunos amigos con gestos resignados se le acercaron. El quedó se quieto. Las manos llegaron a su rostro, una a una lo fueron tocando. Se confundieron en un mismo sentimiento, mientras sus lágrimas continuaban una rítmica caída.

¡Tantos recuerdos en ese instante! ¡Tantas otras manos que se aproximaron bulliciosas en aquellas noches! Aquellas de Lima, aquellas de Santiago, aquellas del Centenario, aquella de Roma...

Cuantas alegrías, cuantos hombres, cuantas cosas. El lloraba. Ella estaba ahí, entre sus manos.

De pronto llegó un micrófono. Gris, largo, recubierto con goma espuma. Cayó, amenazante, sobre el tupido bigote. Atrás lo acompañaba la mirada triste de Julio Grondona, el nuevo presidente rojo. Las lágrimas de Nilo Bonell, las de Torrado.

La charla se hizo larga, interminable. Su voz recorrió Argentina y quizás América. Habló como pudo, con sus últimas fuerzas. Contestó ca a pregunta aguantando la soronidad del llanto. Era un hombre, es un hombre. Y ella, asistía muda a la escena, arrugada, entre sus manos.

Un cigarrillo invadió sus labios. Dos gruesos auriculares cubrieron sus oídos...

No sabemos qué le preguntaron desde la cabina. Solamente oímos su contestación: "Gracias, José María, lo importante es que nosotros no perdimos, nos ganó un equipo mejor estructurado". Otra vez el silencio.

Llegan otras manos. Se cabeza asiente como queriendo esbozar un saludo. Otra vez un gesto triste. Después la frase: "Sí Roberto (Perfumo). Ustedes ahora tienen la enorme responsabilidad de conservar la Copa para el país. La tienen que querer, la tienen que amar... La Copa es una cosa muy linda y hay que saber cuanto vale. Nosotros lo supimos durante mucho tiempo, vos también lo sabés, por eso quiero que le digas a los muchachos que tanto yo como todos mis compañeros, les deseamos mucha suerte contra el Cruzeiro...".

El micrófono se deja. Una pitada culmina con el cigarrillo que se gastó rapidamente. Se levantó, más frases. más palabras, más palmadas...

Un joven periodista inquirió:

-¿Ahora se sacan un peso de encima...?

-A nadie le gusta perder nada y mucho menos a Independiente su Copa...

Una nueva mano llegó a su mejilla. Era la de José Epelboim. Ninguno habló. Los dos cruzaron una mirada que lo dijo todo.

Siguió su marcha. Dejó paso al impetuoso Semenewicz, quien también a su manera vivía el histórico instante.

El lloraba. Ella dormía entre sus manos.

Abrió la ducha y el agüa no alcanzó a disimilar las lágrimas. Cambió oraciones sin forma con su amigo el Polaco. Los dos comentaron el gol de River. ¡Pero qué importaba cómo había sido! Para el caso era lo mismo.

Ella quedó metida entre los grifos. El permaneció solo, como único miembro de una corte perdida...

Fue el último en cambiarse. Se vistió. Ella siguió aferrada entre sus dedos. Salió del vestuario. No había consuelo. La eterna novia estaba con otros.

Sólo quedaba fiel, eniesta, gloriosa, protegida en su mano derecha, la roja camiseta de sus sueños.

Terminaba un ciclo brillante. Dos Campeonatos Metropolitanos de la AFA, 1970 y 1971. Cuatro Copas Libertadores de América, 1972, 1973, 1974 y 1975. Dos Copas Interamericanas, 1973 y 1974. Y una Copa Intercontinental, la de 1973.

La espalda de José Epelboim cargaba con la gloria y entraba en la historia.

La fuerza arrolladora de Grondona se abría paso pensando en el próximo resurgimiento futbolístico. En una misma noche, en un mismo vestuario se cruzaron. Uno se iba. El otro, llegaba. Fue un momento absolutamente histórico. Ahí comenzó a recorrerse otro nuevo camino...

*     

Título: Ricardo Elbio Pavoni pone fin a su prolongada y éxitosa campaña... "ME VOY DESPUES DE HABER DADO TODO".

Nota publicada en la Revista El Gráfico, número 2994, del 22 de febrero de 1977. Por Ricardo Elbio Pavoni, producción: Daniel Garzón.

"Mis amigos de El Gráfico me brindan la oportunidad de explicarles mi decisión de abandonar la práctica del fútbol. Sin duda alguna muchos de ustedes habrán pensado que quizá podría haber seguido 'robando' un año o dos más. Pero creo que es necesario tener la cabeza fría y comprender mi situación...

Hace meses hice mi propio e íntimo balance, a conciencia, meditándolo profundamente, y saqué como conclusión que a través del tiempo logré muchas cosas importantes. Salí campeón muchas veces, batí records, convertí goles y hasta jugué de arquero... Formé en torno a mi figura una historia, una imagen que tal vez los periodistas se encargaron de juntar con la mística copera de los rojos, casi haciéndola una misma cosa. Entonces, aunque me siento todavía para seguirle dando un poco más, prefiero dejar la imagen del Pavoni triunfante, del Chivo y la Copa, del Chivo campeón... Y no borrar todo lo hecho con algunos malos partidos, con salidas a destiempo o cruces desacertados... Por eso digo basta. Porque uno tiene que comprender que el tiempo pasa, que no hay almanaques mentirosos y que uno se hace 'viejo' como todos... La edad es muy importante en esto del fútbol; sé que otros han jugado hasta casi los cuarenta ó más, pero son casos especiales. Cada uno vive su caso de una forma distinta. Cuantos queridos recuerdos pasan ahora por mi cabeza... Aquel equipo de Defensor, primer amor del fútbol; aquel de Rodiche, Miramontes, Ambrois... Aquel día en que cruce el Río para meterme a correr como loco en la cancha de Arsenal en el primer entrenamiento. Son muchas las cosas gratas. Seguramente, la mayoría de ustedes las habrán vivido conmigo. Por ejemplo, aquella tarde de 1971 cuando todos estaban contra Pastoriza por lo de la huelga. Ibamos empatando dos a dos en cancha de River y el Pato metió un tiro libre en el ángulo sobre la hora. Fue seguramente el partido que más me alegró ganar. También habrán leído muchas veces acerca de la amistad con que se unía el plantel; aquello de La Familia fue realmente cierto. Junto a Perico Raimondo, el Pato Pastoriza, Tarabini, Pepé Santoro, Commisso, el Zurdo López, Garisto, Balbuena, el Polaco Semenewicz... fomentamos la amistad indestructible como método para buscar triunfos.

Por eso ganamos tantas copas, cantando al compás de la guitarra de Pancho Sá y riendo con cada improvisado chiste en la concentración. Fuimos amigos antes que compañeros, fuimos hermanos antes que jugadores. Y ese espíritu no cayó nunca, aún en la derrota; de ahí que buscamos la copa del mundo incansablemente y al final se nos dio cuando nadie daba un peso por nosotros...

Con Independiente recorrimos el mundo dejando siempre una imagen de amistad y juego limpio. Podremos haber perdido contra cualquiera, pero jamás habrán dicho que dimos patadas o jugamos sucio. Eso también nacía de la unión del plantel; los sentimientos se pasaron al modo de vida y al campo de juego. Lo privado pasó a formar parte de lo cotidiano, nos visitábamos, salíamos de paseo o al cine, éramos La Familia. En la cancha pasaba lo mismo; atrás nos complementábamos muy bien. Yo sabía que si dejaba la raya tenía seguro la espalda cubierta por Pancho o por el Zurdo y ellos lo mismo. Y así todo el equipo.

Pasó el tiempo; sin duda pasó el tiempo... La copa se fue una noche triste en Vélez Sarsfield... Era inevitable; yo sabía que algún día tenía que suceder; lo había pensado tantas veces -quizá demasiado- y sin embargo en aquel momento no pude soportarlo...

El año pasado jugué bastante bien (creo). Marqué y corrí como siempre, pero, por instantes, en algunas jugadas pude observar que ya no tenía la misma reacción de antes. Fue solamente por instantes, pero me sirvió para alertarme. Ahí fue cuando comencé a pensar en largar. Por eso digo basta. Es muy difícil hacerlo, pero basta. Prefiero dejar el recuerdo de un Pavoni triunfador y no de un Pavoni lastimero... Prefiero quedarme así entre las viseras, vivir una tarde de sol detrás del arco y no tener que esconderme después de haber fracasado.

La semana pasada charlé con Grondona. Hablamos de mi futuro. Ya prácticamente está todo arreglado; colaboraré con el Pato en la dirección técnica y en las inferiores. O sea que podré, como quiero, quedarme entre ustedes, entre mis cosas más queridas, en este Independiente que es mi sangre.

Creo que ya escribí bastante, que di todas las explicaciones del caso... Yo también deseo que vuelvan las noches de Copa, que titilen otra vez las luces en Avellaneda y tengo confianza. El Pato y el Profe Daguerre están en el buen camino. Tienen un gran plantel, como para hacerse muchas ilusiones. Creo que este año podemos aspirar a ganar un Campeonato... Y después otra vez la Copa para que juntos volvamos a festejar como antes. Esa noche, seguramente, estarán el Pancho, el Zurdo, todos...

Esa noche volverán a hablar de la mística que no morirá nunca en Independiente".

"DANIEL GALOTO"

*

"DEL LIBRO MEMORIAS DEL DECANO ROJO" DE DANIEL GALOTO

EDITORIAL "BIFRONTE, "ATLÁNTIDA", "EL GRÁFICO"

Leer más...
Suscribirse a este canal RSS

Hinchas por el mundo

Flag Contador

"¡INDEPENDIENTE, el Gran Campeón! " PERIODISMO DEPORTIVO.
Página web no oficial dedicada al Club Atlético Independiente de Avellaneda. Realizada por periodistas deportivos, Socios e hinchas de Independiente, al solo efecto de Informar a los 5.000.000 de simpatizantes de la Institución. En cuanto al Material de textos y fotografías de producción propia, permitida la reproducción, rogamos siempre citar nuestra fuente.
PRENSA.