Menu

Twitter minuto a minuto

A+ A A-

JUAN TORRES EN "¡#INDEPENDIENTE, EL GRAN CAMPEÓN!".

El martes pasado, es decir antes que en cualquier medio, Juan Torres; presidente de Lista Roja analizó la actualidad de Independiente, el Comité Económico y tuvo un párrafo para Don Pedro Iso, Jorge Bottaro y Héctor Grondona, además contó cómo puede ayudar a Independiente. Aquí su testimonio en el Gran Campeón...

https://drive.google.com/file/d/1_w3wHQrrm-LDfIxJG8hSBDxxKd_CV7bK/view?usp=drivesdk
--
Daniel Borges.
Cel:(02983)15615319
*

Leer más...

El 27 de julio de 1984 #Independiente ganaba su 7a. Copa Libertadores.

Lunes, 27 Julio, 2015 -
Aquel viernes 27 de julio de 1984, el estadio de la ciudad de Avellaneda presentaba un lleno absoluto, como en sus grandes noches. El público de Independiente se volcó masivamente para presenciar otra posible consagración, un eslabón más en esa cadena, un paso más en ese romance inclaudicable que mantenía con la Copa Libertadores.
El 0-0 ante Gremio le permitió escribir un nuevo capítulo de la mágica historia, llevar la séptima copa a las pletóricas vitrinas de la institución. Pero se había empezado a a ganar tres días antes, en el partido de ida en Porto Alegre, donde los hombres dirigidos por José Omar Pastoriza, dictaron una cátedra de fútbol, llenando con tarea espectacular cada centímetro del estadio Olímpico.
Pocas veces un resultado fue tan escaso por la diferencia entre uno y otro equipo. El magro 1-0 final no reflejó la superioridad que le impusieron los “rojos” a su adversario desde el minuto 1 al 90. El cuadrado mágico que componía la mitad de la cancha dio una de sus mejores funciones: Ricardo Giusti, Claudio Marangoni, Jorge Burruchaga y Ricardo Bochini jugaron e hicieron jugar a todos sus compañeros, en una actuación deslumbrante.
Y ese dominio se plasmó en la red a los 24 minutos. Marangoni capturó una pelota y se la entregó a Bochini sobre la izquierda, quien picó y de pronto aplicó el freno, desconcertando a una defensa que esperaba en línea. Como un mago, puso un perfecto pase en cortada al vacío, habilitando a Burruchaga. Éste la dominó y con frialdad la colocó por sobre el cuerpo del arquero Joao Marcos. Un golazo, con la marca de Independiente.
Gremio intentó el empate, adelantando a sus laterales Casemiro y Paulo César y buscando en forma permanente a Renato, el delantero más peligroso, que era anticipado una y otra vez por su marcador Carlos Enrique. Cada intento de los locales, era desactivado por el trabajo impecable de su rival. Los minutos pasaban y flotaba la sensación de un inminente segundo gol de Independiente. Lo tuvo Alejandro Barberón, pero el poste le dijo que no.
La revancha fue otra historia, más parecida a los clásicos encuentros cerrados y parejos de la Copa Libertadores. Casi no hubo situaciones de riesgo y el cuadro de Porto Alegre lentamente se fue resignando, sabiendo que el desenlace era inevitable. Independiente volvió a gritar campeón. Levantó por séptima vez ese anhelado trofeo. Pasaron 31 años y sigue siendo el máxima ganador. El Rey de Copas.
Formaciones del último partido. Independiente: Carlos Goyén; Néstor Clausen (Rodolfo Zimmermann), Hugo Villaverde, Enzo Trossero, Carlos Enrique; Ricardo Giusti, Claudio Marangoni, Ricardo Bochini, Jorge Burruchaga; Sergio Bufarini, Alejandro Barberón. DT: José Omar Pastoriza. Gremio: Joao Marcos; Casemiro, Baidek, De León, Paulo César; Osvaldo, China, Luis Carlos; Renato, Guilherme, Tarciso. DT: Carlos Froner.
Eduardo Bolaños/conmebol.com
*

Leer más...

JUAN CARLOS "EL AVIÓN" RAMÍREZ ESTUVO EN "¡#INDEPENDIENTE, EL GRAN CAMPEÓN!".

Daniel Borges
También compartió el Aire de "Independiente El Gran Campeón" Juan Carlos "El Avión" Ramírez que se emocionó recordándo los 10 años de entrega en el club y recordó quien lo bautizó "Avión", lo escuchamos:
 
"DANIEL GALOTO", "DANIEL BORGES"
WWW.ELGRANCAMPEON.COM.AR
*
Leer más...

RICARDO DANIEL BERTONI DIALOGÓ CON "¡#INDEPENDIENTE, EL GRAN CAMPEÓN!".

Hinchas ROJOS
Daniel Bertoni opinó sobre la realidad de independiente a corazón abierto, habló como socio de sus deseos y a quienes considera culpables de esta actualidad de independiente aquí sus dichos en el Gran Campeón:

https://drive.google.com/file/d/1EskxsWrDi1uezY5UGnXx-fZn3QkqIEn4/view?fbclid=IwAR3Uj9xEep8hUhcuguXmBLFaUIRJ-cG07O2auK7Tr0UpTXzgPa3kWgetVLw

-

"DANIEL BORGES", "DANIEL GALOTO"
"WWW.ELGRANCAMPEON.COM.AR"
*

Leer más...

"PÁGINA 12") Cuando #Independiente gritó campeón en la casa del vecino.

El clásico de Avellaneda que se definió con los penales de Tarabini.

El 27 de julio de 1970, el Rojo le ganó a Racing, dio la vuelta olímpica en el Cilindro y dejó a River con las manos vacías en la última fecha del Metropolitano.
Por Fabio Lannutti; "PÁGINA 12".
Tarabini finalmente sentencia a Cejas. Luego Independiente sería campeón.
Imagen: Archivo El Gráfico
Hace exactamente 50 años, dos equipos llegaban cabeza a cabeza a la última fecha del Campeonato Metropolitano en franca disputa por hacerse de la corona. Independiente tenía una parada bravísima de visitante ante Racing Club. El otro aspirante, River Plate, debía recibir a Unión en el Monumental. Con igualdad de puntos, tal era el caso, el campeón se definía por diferencia de goles y, si persistía la paridad, la cosa se zanjaba por los goles a favor. Si bien la lógica indica que deberían haber jugado el mismo día y a la misma hora, al equipo de Núñez lo hicieron jugar el viernes 24 para la TV y vapuleó 6-0 a los santafesinos, por lo que debía esperar que su rival directo perdiera, empatara o ganara apenas 1-0 para volver a festejar después de 13 largos años. Pero en una definición que será recordada por "los penales de Tarabini", el clásico de Avellaneda se jugó tres días después y terminó 3-2 a favor del Rojo, que dio la vuelta olímpica en el Cilindro al superar por solamente un tanto (43-42) al Millonario.
Independiente se había transformado en habitual animador de los torneos, tras obtener el Campeonato de 1967. No obstante, en 1970 la dirigencia volvió a buscar al DT Manuel Giúdice, quien en su etapa anterior tuvo un balance más que satisfactorio al obtener el Campeonato de 1963, y las Copas Libertadores 1964 y 1965. Con un equipo de gran potencia física y mucho despliegue, el Rojo llegaba al final del Metropolitano con chances concretas de volver a coronarse.
Pero la definición de dicho torneo no fue apta para cardíacos. En el último tramo, River aprovechó las inesperadas caídas del Rojo en Avellaneda ante Vélez Sarsfield y Platense, y se metió de atropellada en la pelea por el título.
Así las cosas, ambos llegaban a la última fecha compartiendo el primer puesto. La lógica indicaba que con igualdad en puntos, la primera posición debiera haberse resuelto mediante un encuentro de desempate entre los contendientes. Pero la lógica en esa época no tallaba, el reglamento debía cumplirse a rajatabla y el que terminó gritando campeón fue Independiente en las narices -y en la casa- de su clásico rival.
Lo dicho: tras despachar al Tatengue, River había hecho los deberes y se relamía por alzar un título que le era esquivo desde 1957. Sólo restaba confiar en que la Academia hiciera un buen papel de local ante su encumbrado vecino. Pero los papeles se quemaron. Y hasta el día de hoy, veteranos hinchas de Racing y de River siguen hablando de robo, arreglo, injusticia. Ya se verá por qué.
El derbi de Avellaneda estaba programado para el domingo, pero la lluvia hizo postergar el resto de la última fecha, por lo que la definición quedó para el lunes 27 de julio. Muchos hinchas de River fueron al Monumental con sus radios portátiles y desde allí palpitaron las incidencias que ocurrían en el Cilindro. Que no fueron pocas.
Un gol de Jorge "Chino" Benítez puso en ventaja a la Academia y despertó el fervor inocultable entre la muchedumbre presente en Núñez. Pero unos minutos más tarde, el árbitro Humberto Dellacasa -gran protagonista de la jornada- cobró un penal favorable a Independiente. Remató Roberto Tarabini, atajó Mario Agustín Cejas, pero el juez lo hizo patear de nuevo al considerar que el arquero se adelantó. Otra vez pateó Tarabini y volvió a tapar Cejas, con una atajada que para muchos fue sin adelantarse.
Sin embargo, Dellacasa ordenó ejecutar el penal... ¡por tercera vez! Finalmente convirtió el Conejo -padre de Patricia Tarabini, la tenista que alzó la medalla de bronce en dobles junto a Paola Suárez en Atenas 2004- y el trámite volvía a estar empardado, polémica mediante. Dos minutos después, Roberto Perfumo marcó el 2-1. Y por si le faltaba algo de pimienta a ese primer tiempo, Eduardo Maglioni puso el 2-2 ocho minutos antes de ir a los vestuarios. Pero con la igualdad al Rojo no le alcanzaba.
De más está decir que el complemento fue de alto nivel dramático. El clásico ya era de hacha y tiza. Conforme pasaban los minutos, aumentaba la tensión y el nerviosismo, a punto tal que Carlos Squeo y Ricardo "Chivo" Pavoni debieron irse antes a las duchas por juego brusco. Por si fuera poco, a Maglioni le anularon un gol por offside.
Se acercaba el final y a la hinchada de River el corazón se le desbocaba. A la de Independiente también, pero por distintas razones. Faltaban 9 minutos para que se bajara el telón y entonces el Diablo metió la cola. José Omar Pastoriza lanzó una pelota al área, Héctor Yazalde primero la bajó de pecho y luego sacó un disparo cruzado que fue directo a la red. La apoteosis tomó por asalto el pueblo rojo, que gritó desaforado el gol del campeonato, porque después de eso no hubo tiempo para mucho más.
Fue un mazazo para River, al que nuevamente volvía a esfumársele otro título en los metros finales, con la consiguiente partida de su entrenador Angel Labruna y el arribo del brasileño Didí con su discurso del "jogo bonito". El equipo de Núñez debió conformarse con que Oscar "Pinino" Más fuese el artillero del torneo, con 16 conquistas, por encima de Tarabini (14) y de Chirola Yazalde (12).
En contrapartida y tras el sofocón, consagrarse campeón por un gol de diferencia y en la cancha de Racing supuso para Independiente el summum de los gozos. Comenzaba con el pie derecho una década que lo tendría otra vez como gran protagonista de América.
Los protagonistas de un derbi inolvidable
Una situación similar durante otro clásico de Avellaneda se había dado en el Nacional de 1967, pero con Independiente de local, cuando recibió a Racing y por la última fecha le ganó 4-0 para dar la vuelta olímpica en la Doble Visera. Casi tres años más tarde, la historia se repetiría, aunque esta vez en el mismísimo Cilindro. Dirigidos por Manuel Giúdice, los once que salieron a la cancha para quedarse con el Metropolitano de 1970 fueron Santoro; Commisso, Monges, Garisto (Mírcoli), Pavoni; De la Mata (h), Raimondo (Semenewicz), Pastoriza; Maglioni, Yazalde, Tarabini. Sus anfitriones, comandados por Juan Urriolabeitia, formaron con Cejas; Wolff, Perfumo, Rocchia, Díaz; Squeo, Aguirre, Benítez; Lamelza, Cárdenas (García Sangenis), Domínguez. Independiente sumaría el séptimo trofeo local a sus vitrinas. En cuanto a la hinchada de Racing, ni en la peor de las pesadillas imaginaba por entonces que debía esperar hasta el comienzo de un nuevo siglo para volver a gritar campeón.
"PÁGINA 12"
*

Leer más...
Suscribirse a este canal RSS

Hinchas por el mundo

Flag Contador

"¡INDEPENDIENTE, el Gran Campeón! " PERIODISMO DEPORTIVO.
Página web no oficial dedicada al Club Atlético Independiente de Avellaneda. Realizada por periodistas deportivos, Socios e hinchas de Independiente, al solo efecto de Informar a los 5.000.000 de simpatizantes de la Institución. En cuanto al Material de textos y fotografías de producción propia, permitida la reproducción, rogamos siempre citar nuestra fuente.
PRENSA.