Menu

Twitter minuto a minuto

A+ A A-

"CLARÍN") A 55 años. Historias para leer en cuarentena: Independiente-Boca, el escandaloso primer choque argentino en Copa Libertadores. Destacado

Jugaron la semifinal del torneo y hubo acusaciones cruzadas. “Los 12 días que conmovieron al mundo futbolístico”, relató Clarín por aquellos días.
Clarín resumió así, en 1965, el caso Independiente Boca.

Oscar Barnade
Clarín.com Deportes
El primer choque entre equipos argentinos en la historia de la Copa Libertadores generó un conflicto de proporciones que provocó el enojo entre la dirigencia de los dos clubes protagonistas, Independiente y Boca, y de otros involucrados. Los sucesos comenzaron el 24 de marzo de 1965, este martes se cumplen 55 años, y finalizaron el 5 de abril. “Los 12 días que conmovieron al mundo futbolístico", se escribió en Clarín por aquellos días.
En las primeras ediciones de la Copa Libertadores sólo jugaban los campeones de cada país. San Lorenzo fue el primer argentino en participar, en 1960. Al año siguiente Independiente; en 1962, Racing, en 1963, Boca; y en 1964 otra vez el Rojo, que fue campeón. Entonces, la edición de 1965 tuvo dos equipos argentinos: Boca, ganador del torneo de 1964, e Independiente que ingresó directamente en semifinales. El Xeneize sorteó la fase inicial y definió mano a mano con el Rojo el pase a la final.
Boca comenzó su participación en la Libertadores el 7 de febrero, con una victoria por 2-1 ante Deportivo Quito en la altura de Ecuador. Una semana después, también ganó en los 3600 metros de La Paz: 3-2 a The Strongest. Con la clasificación a semifinales casi asegurada, no tuvo problemas en las revanchas en la Bombonera: 4-0 a los ecuatorianos y 2-0 a los bolivianos.
La semifinal de ida se disputó el 24 de marzo de 1965 en el Monumental y la ganó Independiente 2-0 con goles de Osvaldo Mura y Mario Rodríguez.
Después, explotó el escándalo. Así lo resumía Clarín: “Poco después de finalizado el partido, adquiere estado público que Boca iba a presentar una protesta por supuesta inclusión indebida de los jugadores Roque Avallay y Elbio Pavoni. Pero ya antes… en los entretelones de los protagonistas se estaba moviendo dicha situación, que nace cuando Víctor López, delegado de Primera B ante la AFA, asambleísta de Independiente (en la asamblea del club) y protesorero de la mesa directiva del organismo máximo, comienza a averiguar si Oscar T. López estaba habilitado. Enterados los boquenses de esta investigación, resuelven no incluir en el equipo al citado jugador, en previsión de cualquier reclamo. Esto ocurrió el día lunes. Al siguiente es Boca quien se entera lo de Avallay y Pavoni”.
El punto en cuestión era cuándo habían sido inscriptos los dos refuerzos rojos. La fecha límite establecida había sido el 15 de febrero y se decía que los contratos habían sido rubricados el 17 (Pavoni) y 24 (Avallay). Mientras tanto, el 28 de marzo se jugó la revancha, también en River, y Boca ganó 1-0 con gol del Tanque Alfredo Rojas. Obligaba a un tercer partido.
Mientras tanto, la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) comenzó a analizar el tema. La decisión estaba en manos de dos argentinos, Raúl Colombo –ex presidente de la AFA y titular de la CSF- y Daniel Piscicelli –radical, representante de Racing y secretario de la CSF-, el peruano Teófilo Salinas, tesorero y futuro presidente de la CSF. El fallo fue 2-1 a favor de Independiente, con el voto de Colombo en contra.
“Un litigio solucionado. El tercer partido se jugará en horas más y la verdadera definición del pleito se dilucidará en el lugar del que no debió salir: el campo de juego. Pero el proceso encerrado en doce días de suspenso dramático no ha dejado ningún saldo halagador, sino que ha llevado la desconfianza general hacia quienes dirigen el fútbol. Muchas cosas no estuvieron del todo claras y han dado motivo a la sospecha”, fue el resumen de Clarín de lo que había sucedido.
Hubo tercer partido, el 5 de abril, empataron 0-0 después de 120 minutos y se clasificó finalista Independiente, que fue bicampeón, por gol average (2 a 1). Piscicelli fue declarado persona no grata por la dirigencia de Boca.
Sin embargo, las sospechas de que algo raro había ocurrido con los contratos de los jugadores continuaron en el ambiente futbolístico por décadas. Con los años surgió una versión, nunca comprobada, que el dirigente rojo José Epelboim (tesorero bajo la presidente de Herminio Sande y representante ante la AFA y la Conmebol) logró adulterar los registros en la AFA, ingresando a Viamonte 1366 cuando no había nadie- para evitar, así, la pérdida del partido. “La AFA es un antro de corrupción”, bramó Alberto J. Armando, presidente de Boca.
Diez días después de eliminar a Boca, Independiente se coronaba bicampeón de América, al derrotar a Peñarol ​en tres partidos: 1-0 en Avellaneda, 1-3 en Montevideo y 4-1 en Santiago de Chile, el 15 de abril.

"CLARÍN"
*

volver arriba

Hinchas por el mundo

Flag Contador

"¡INDEPENDIENTE, el Gran Campeón! " PERIODISMO DEPORTIVO.
Página web no oficial dedicada al Club Atlético Independiente de Avellaneda. Realizada por periodistas deportivos, Socios e hinchas de Independiente, al solo efecto de Informar a los 5.000.000 de simpatizantes de la Institución. En cuanto al Material de textos y fotografías de producción propia, permitida la reproducción, rogamos siempre citar nuestra fuente.
PRENSA.