Menu

Twitter minuto a minuto

A+ A A-

LA COLUMNA DE JULIÁN BARRAL: “¡VERDES!”.

Por: Julián Barral; http://elgrancampeon.blogspot.com.ar/.

En un clásico muy parejo, los de Pellegrino encontraron la ventaja a cinco minutos del final, con un tanto de Fernández, pero no pudieron aguantar el resultado y sobre la hora, López igualó de chilena para Racing. En “¡Independiente, el Gran Campeón!”, te dejamos los puntajes:

Diego Rodríguez (4): Durante el primer tiempo no tuvo mucho trabajo, salvo una jugada en la que salió mal, pero el cabezazo de Milito salió desviado. En la parte complementaria, lo llamaron y respondió dos veces, ante dos remates de afuera del área. En el gol de la visita, comienza a reclamar antes de que la pelota impacte en la red, que era jugada peligrosa y vio la amarilla.

Gustavo Toledo (5): De un nivel semejante al que tuvo en Mendoza. En el pie a pie ante Acuña salió casi siempre vencedor, con buenos anticipos, quites y correcto manejo de la pelota. En la parte complementaria, pasó más al ataque y tuvo desbordes interesantes, como por ejemplo, el que habilitó a Fernández, pero malogró el delantero.

Hernán Pellerano (5): Sólido. Peleó con Milito y con Romero y salió bien parado. Rápido para quitar, bien de arriba y hasta trasladó el balón hacia la mitad de la cancha para sumar mediocampistas al ataque. La mala, fue que libera a López, no lo toma, y Toledo nada pudo hacer ante la maniobra del delantero académico.

Víctor Cuesta (7): El mejor. Impasable por arriba y por abajo. Siempre que lo enfrentaron salió vencedor, ganándole siempre a Milito cuando este era el receptor del balón, despejes de cabeza y quites buenos y con buen traslado y manejo de pelota. Un muro el central.

Nicolás Tagliafico (5): Bien. Complementó en ataque, con alternancias de buenas y malas, disputó todas las pelotas con mucha vehemencia, como nos tiene acostumbrados, y en el duelo personal ante Díaz, quedó bien parado. En el gol del rival, él y Aquino no supieron quitarle el balón a De Paul que descargó hacia atrás y dejó libre a Romero.

Diego Rodríguez (5): Regular. Algunas mejores, otras peores, pero intentando ser aquel que mostró en sus primeros partidos en el club. Fue el mediocampista central más retrasado, abocado a la recuperación de la pelota y a ser salida, ubicándose entre los dos centrales para trasladar hasta la mitad de la cancha. Correcto en la distribución, bien en la marca.

Jesús Méndez (4): Aún no regresa a su mejor forma. Ofició como volante por derecha en ese 4-3-3 que con el correr de los minutos, fue un 4-2-2. La pelota parada, demostró no ser su fuerte, ya que todas las que tuvo, terminaron en las manos de Saja. Un tanto impreciso en la entrega y varias veces enredado cuando tenía la pelota en los pies.

Jorge Ortíz (6): De lo mejor en la mitad de la cancha. Ubicado como volante central, pegado a Rodríguez, este se adelantó más, buscó la presión alta, la asociación y triangulación con sus compañeros en ataque. En el primer tiempo, fue cuando más cómo estuvo, pisando el área rival con sorpresa por el medio.

Martín Benítez (3): De lo más flojo. Casi siempre eligió mal. En el esquema cambiante de Pellegrino, jugó de volante y como media punta por izquierda. Sin embargo, sus gambetas y velocidad no aparecieron, terminó encasillado en la banda y sin ser fructífero a la hora de atacar. Muy bajo nivel del surgido de las inferiores que no es para nada, aquel que apareció en el segundo semestre del año pasado.

Germán Denis (4): El delantero faro del equipo. Su función fue la de bajar, aguantar y pivotear buscando a un compañero mejor ubicado. No obstante, decidió mal, apareció aislado y cuando lo acompañó Fernández, se pegó demasiado, a tal punto de molestarse el uno con el otro. Su endeble partido, hizo que sea el primer cambio.

Leandro Fernández (5): Arrancó con mucha velocidad, participativo y generando algún dolor de cabeza por el sector derecho. Con el correr de los minutos, comenzó a reinar la imprecisión en sus pies y pareció nervioso ante la imposibilidad de poder conectar con sus compañeros. Marcó bien el pase para pisar el área y convertir el gol del “Rojo”.

Diego Vera (5): En poco hizo mucho. Demostró peligrosidad y peso en ataque como cada vez que viste la casaca roja. Mucha presión y sacrificio apenas pisó el verde césped, con una faceta más que ofensiva. .

Claudio Aquino (3): Muy flojo. Ingresó en lugar de Martín Benítez, y jugó de volante por izquierda. Nunca hizo peso en cancha, no logró congeniar con sus compañeros y la gente ya no tiene paciencia con él.

Emiliano Rigoni (6): En diez minutos, cambió el partido. Ofició como volante por derecha y, cuando parecía que era un cero a cero clavado, robó una pelota en la mitad de la cancha, condujo y asistió a Fernández para que las gargantas que asistieron al “Libertadores de América” se rompan.

Mauricio Pellegrino (3): Los malos resultados, la impaciencia y el hecho de no saber a qué juega este Independiente están cavando su fosa. En los papeles apareció un 4-3-3 con los cuatro defensores titulares; tres mediocampistas natos, con Rodríguez como volante central más retrasado, metiéndose entre los centrales para ser salida y tener marca; Méndez por derecha y Ortíz por izquierda para la generación y sumarse a la línea de delanteros; y tres atacantes natos como Benítez, Fernández y Denis para lastimar al rival.

Con el correr de los minutos, el dibujo táctico fue desvaneciéndose poco a poco y formó un 4-4-2, con el retroceso de Benítez para que actúe de volante por izquierda, corriendo a Ortíz hacia el centro del campo, acompañando a Rodríguez y Méndez por derecha, soltando a Fernández como segunda punta y Denis como delantero centro.

El primer tiempo fue de predominio rojo, con posesión de la pelota durante toda la primera mitad, buscando triangulaciones rápidas y con toques cortos, pero sin ser efectivos a la hora de pisar área rival. Allí, faltó una cuota de presión para atropellar al rival y llevarlo contra su arco.

En la parte complementaria, los cambios fueron pieza por pieza: Vera por Denis, de flojo partido; Aquino en lugar de Benítez como volante por izquierda y Rigoni ocupó la ubicación de Ortíz, posándose como volante por derecha.

No fue hasta que ingresó el cordobés que el partido no se rompió. Después de un asentamiento de Racing, con algún que otro remate al arco, apareció el ex Belgrano para robar la pelota en la mitad de la cancha, manejar los hilos de la jugada y asistir a Fernández para que estampe el uno a cero.

Sin embargo, la desesperación se hizo presente nuevamente en este equipo. A falta de nada, apareció López para ahogar la fiesta y dejar aún más mal parado a Pellegrino, que no encuentra el rumbo de este equipo, con un gasto fortuito en jugadores y con una intranquilidad que florece en los hinchas ante la falta de resultados.

Hoy, Independiente parece fuera de la pelea por el torneo, disputando una sola competencia y con un panorama poco alentador para lo que viene. ¿Podrá revertir el rumbo de este barco?

Diego Abal (5): Intrascendente en el desarrollo del partido. Bien en las amarillas, generalmente correcto a la hora de sancionar las faltas, no influyó en el marcador determinantemente.

"JULIÁN BARRAL"
http://elgrancampeon.blogspot.com.ar/

------

Leer más...

LA COLUMNA DE ESTEBAN CHIACCHIO: Demasiado enojado para explicar lo que pasó...

Independiente se está tornando un castigo para cualquier hincha bienaventurado que despierta en su panorama una mínima ilusión para con este conjunto. La sensación que transmite lo ocurrido en este empate agónico que Racing rasguñó en nuestro propio estadio es similar al regresar a casa tras una cita tremendamente fallida: Uno está demasiado furioso, desilusionado y triste con las circunstancias que llevaron a la proyección de éxito a caerse en un mugroso pote de barro.  Este sentir, por supuesto, impide a uno realizar un análisis en frío de lo que ocurrió. Y, muchísimo menos, esbozar alguna conclusión positiva.

El partido duele en extremo por dos motivos: La tijera de Lisandro López que igualaba el cotejo se dio en los últimos minutos, en una jugada que pudo haber sido amortiguada por el sector defensivo de Independiente. Y, por otro lado, este empate desactiva las potenciales chances de Independiente en cuanto de lo que se trate de ganar su zona. En un grupo complicado como el que nos incluye, cada punto es agua en el desierto. Vale, simbólicamente, el doble. Pero es imposible auspiciar un triunfo zonal si al desastroso desempeño ante Rosario Central se acopla lo visto hoy ante Racing Club. La localía está vulnerada, el mediocampo sin ideas y el técnico en una racha de ineficacia. Es muy sencillo ahora amoldar algunos insultos en forma de ‘críticas constructivas’ para descargar la enorme desazón que dio a luz este clásico. Pero hoy siento que es en vano: Lo de Independiente no es solo futbolístico, y del desorden táctico salpica y molesta cual mosquito nocturno por cada rincón de la cancha. Es desgastante ver al equipo en esta situación, deambulando en el medio de la nada esbozando victorias distantes, tolerando empates cual limosna y tropezando en abruptas derrotas cuando la obligación era despegar definitivamente.

Siento que la única expresión que puedo exprimir de la constante mirada de un cotejo que prometía mucho, demostró poco y terminó sumergido en un conformismo berreta es pedir por favor que no nos acostumbremos a esto. Que dejemos de aplaudir por aplaudir. Que no permitamos que nuestros sueños, esos que sentimos cuando vemos la sagrada casaca roja, se apaguen. El gran problema es que estos deseos, que tan poéticos suenan, son complicados de mantener si cosas como las sucedidas en esta tarde-noche tienen lugar. Independiente perdió la victoria en tiempo de descuento y ante Racing, entre la torpeza de los festejos anticipados, la torpeza defensiva y la pasividad del guardavalla Rodríguez. No existe el consuelo del jogo bonito ó de la competición internacional adicional para apaciguar esta tristeza. Muchas veces se me cruza por la cabeza la idea de ‘empezar de nuevo’. Ahora lo que me pregunto es, ¿empezamos alguna vez?

"ESTEBAN "TEBY EL ROJO" CHIACCHIO"
http://elgrancampeon.blogspot.com.ar/

--------

Leer más...

INDEPENDIENTE: http://elgrancampeon.blogspot.com.ar/

Todas las noticias del Club Atlético Independiente de Avellaneda; Argentina. La información del Programa (dedicado a Independiente): "¡Independiente,el Gran Campeón!". "RADIO ECO PORTEÑA", AM 1530, BUENOS AIRES. DOMINGOS DE 11 A 13 y en AM 1490, "Radio GAMA", 20 A 22.//Twitter: grancampeon_cai // Facebook: independienteelgrancampeondeamerica // También estamos en www.elgrancampeon.com.ar // Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. //Las opiniones de los artículos reflejan el pensamiento de sus autores.

-------

Leer más...

PONELE LA FIRMA: El Rojo pega el faltazo en las difíciles.

Lo dice el Chavo Fucks: "Independiente reforzó su plantel pero no logra dar el salto de calidad. Falla en los partidos grandes y ya no es una excepción sino un comportamiento reiterado"./"OLÉ".


A Benítez le falta romperla en un gran partido.

Es muy difícil establecer por qué un equipo flaquea en momentos clave. Hablamos aquí de un conjunto, no de uno o dos jugadores. En la historia, hay muchos futbolistas que se quedaron a mitad de camino por no poder entregar en el partido lo que tan bien hacían en los entrenamientos o que tenían rendimiento óptimo en los partidos de mitad de torneo pero en finales o clásicos las piernas les pesaban una tonelada. Hay otros, en cambio, que jugaban bien las finales y que se aburrían en los partidos considerados “normales”. Bochini era un caso. Quizá no participaba en un partido contra Unión San Vicente de Córdoba, pero en la Bombonera y por un lugar en la Copa Libertadores, el Bocha se hacía cargo de todo y hasta metía el gol decisivo. Alguna vez Passarella dijo que el Tolo Gallego jugaba mejor en la Selección que en Newell’s y en River y su nivel crecía en forma directamente proporcional a la importancia del partido.

Enfrentarse con este Rosario Central era un compromiso importante para Independiente. Ya sabía que Racing había recibido un brutal 0-5 con Newell’s y que iba a llegar al clásico con esa mácula. Era el momento de ganar para jugar el partido del domingo con alguna ventaja anímica, aunque fuera supuesta. El equipo de Chacho Coudet es la máxima expresión actual de nuestro fútbol, si hablamos exclusivamente del juego. Ganarle a Central hubiera significado para el Rojo dar un salto cualitativo muy importante para el futuro, para salir de la zona gris en la que está metido ya desde hace un tiempo y que no conforma a nadie.

Pero Independiente volvió a fracasar en un partido grande.

No hay un único motivo ni una sola razón clara que lo explique. Quizás haya cierta falta de jerarquía o de respuestas anímicas adecuadas. Martín Benítez es un futbolista con proyección, recuperado por la gestión Pellegrino, pero sigue sin poder imponer su juego agresivo y profundo en los encuentros que definen cosas. El pibe misionero es más hábil que inteligente y, cuando hay mucha presión, pocas veces elige la opción correcta.

También es común que jugadores como Toledo, Aquino, Ortiz y muchas veces Méndez, no den la talla en compromisos de alto riesgo. Tampoco Pellegrino logra armar un conjunto con funcionamiento confiable.

Lo que le pasó a Independiente el miércoles frente a Central es una deficiencia reiterada. Este grupo de jugadores no logra superarse a la hora de las grandes luces. Ya son varias las caídas del equipo cuando el margen de error es cero: eliminación de la Copa Argentina con Lanús, eliminación de la Copa Sudamericana ante Santa Fe de Colombia y derrota con Racing en definición por la vacante en la Copa Libertadores.

Independiente pasó sin escalas de la austeridad militante de De Felippe al fundamentalismo bobo de Almirón. Con Pellegrino, pareció alcanzar cierto equilibrio. El plantel fue enriqueciéndose con las llegadas de Ortiz, Vera, Rigoni, Cebolla Rodríguez y Denis. Goleó a River y a Racing, pero en partidos de la fase regular del torneo y en situaciones de poca relevancia.

Leer más...

"GRAN CAMPEÓN") HÉCTOR "YOYO" MALDONADO ADELANTA EL FUTURO...

HÉCTOR MALDONADO: "QUEREMOS DARLE A LOS SOCIOS TODAS LAS COMODIDADES QUE SE MERECEN"...

HÉCTOR MALDONADO: "EN EL PALCO DE PRENSA ESCRITA HABRÁ WI-FI PARA TODOS LOS PERIODISTAS".

HÉCTOR MALDONADO. "VAMOS A COLOCAR UNA PANTALLA (DE TV) MUCHO MÁS GRANDE EN EL PALCO DE PRENSA ESCRITA". @INDEPENDIENTEgc #ROJO  

MALDONADO: "EL OPERATIVO DE INGRESO LO PROGRAMA LA APREVIDE".

TRISTEZA, POR EL RESULTADO, Y ESPERANZA GRANDE PARA EL DOMINGO EN LA CALLE SAN JOSÉ DE CONSTITUCIÓN...

PARA PONER EL TECHO DEL ESTADIO HABRÁ QUE HACER COLUMNAS COMPLEMENTARIAS, SOBRE TODO DEL LADO DE LA ERICO (QUE ES MÁS ANCHA).-

EL PROYECTO PARA EL TECHO QUE POR AHORA MÁS GUSTA ES DE UNO DE UN SIMIL "ACRÍLICO", Y NO TENDRÍA FORMA DE VISERAS... #ROJO

PARA AGRANDAR LA CANCHA DEL GIMNASIO DOCTOR CARLOS BOTTARO SE DEMOLERÁ LA PARED QUE DÁ A LA CALLE LEVALLE. #ROJO

DESDE ANOCHE... MÁS DE 18.000 PERSONAS SE HAN INSCRIPTO PARA SEGUIR A @INDEPENDIENTEgc #INDEPENDIENTE A TODOS MUCHÍSIMAS GRACIAS.

LOS CORTES DE ENERGÍA ELÉCTRICA AFECTAN LA RENOVACIÓN DE LA WEB Y DE LOS BLOGS.

-----
HACE OCHO HORAS, VOS YA LO SABÍAS...

INDEPENDIENTE_CAI ‏@INDEPENDIENTEgc 8 hHace 8 horas

EL BONO SE SACARÍA  X INTERNET Y LUEGO SE PAGARÍA EN BOCHINI E ITALIA. (AÚN NO OFICIAL) #INDEPENDIENTE  @INDEPENDIENTEgc

"¡LOS MOYANOS NO SE VAN!"...
NI HUGO NI PABLO #MOYANO SE VAN DE #INDEPENDIENTE.

-----

Leer más...

"GRAN CAMPEÓN") “Una canallada”. (Puntajes).

Los de Pellegrino, cayeron ante Rosario Central, en la veraniega tarde noche del miércoles, por dos a cero, y empezaron a difuminarse las aspiraciones que había a principio de campeonato. En “¡Independiente, el Gran Campeón!”, te dejamos los puntajes:

Diego Rodríguez (4): En la primera parte respondió bien, atento, rápido, y bien ubicado. Sacó una pelota esquinada que tenía destino de gol en ese tiempo. En la segunda mitad, fue hacia el otro poste en el penal y, en el segundo tanto, salió desarmado, y acrecentó las posibilidades del gol visitante.
Gustavo Toledo (2): Luego del buen partido que disputó en Mendoza, volvió a bajar su nivel. Complicaciones en la marca, pelotazos sin sentido y entregas erróneas distribuyó a lo largo de los noventa minutos. En la jugada previa al gol, regala un córner inocentemente, y luego, con mayor infantilidad aún, comete el penal que abrió el marcador.
Hernán Pellerano (5): Correcto durante todo el cotejo. Parejo, jugó un encuentro sin grandes sobresaltos, adueñándose de la pelota en la salida, poniéndose bien encima de Larrondo, con mayoría de intervenciones buenas que malas. Le falta un poco más para volver a su nivel.
Víctor Cuesta (5): Bien. Firme en la marca, tanto de abajo como por arriba, disputó todas las pelotas con mucha vehemencia, haciendo que su zona sea un resquicio complicado para el elenco rosarino. Pudo irse expulsado por una dura entrada, con una amarilla ya en sus hombros.
Nicolás Tagliafico (4): No tuvo mayores problemas a la hora de la marca, aunque no fue salida clara y eficaz como en otros partidos. No generó una buena sociedad con Benítez por su banda, y algunas de sus entregas fueron erróneas, con muchos pelosos en su haber.
Jorge Ortíz (3): Ni por asomo tiene ese nivel que supo demostrar el año pasado y que hacía ilusionar cada vez que lograba asociarse con Méndez. Lento, impreciso por momentos, no fue salida, ni primer pase y colaboró poco en la presión hacia los mediocampistas de Central. De lo más flojo de Independiente.
Jesús Méndez (6): De lo mejor de la cancha. Si bien estuvo algo errático en algunas entregas, fue el único –en varios pasajes del cotejo- que pidió la pelota en la mitad de la cancha y se animó a saltar líneas con alguna que otra gambeta. Empujó a sus compañeros a salir del fondo, presionó siempre bien arriba y terminó bancándose el medio él sólo con la salida de Ortíz.
Martín Benítez (3): No es aquel que apareció en los planes del fútbol europeo en el pasado mercado de pases. Encasillado sobre la banda izquierda, no logró asociarse ni con Tagliafico por su sector, ni con sus compañeros de ataque. Tuvo el primero en sus pies, con una pelota que dio en el poste, en un claro mano a mano. Durante todo el partido, decidió mal a la hora de atacar, optando tanto por encarar, como para descargar hacia un compañero. Con el ingreso de Gómez, pasó él a jugar por el medio, sin llevar peligro alguno.
Claudio Aquino (4): Muchas ganas y, por momentos, uno de los claros en cancha. Logró saltar líneas y eludir jugadores con alguna que otra gambeta, aunque logró asociarse poco y no llegó a cumplir del todo la función de enlace. Tuvo también su jugada de riesgo, tras eludir al portero rival, pero la pelota quedó larga y no logró definir cómodo.
Emiliano Rigoni (4): El más aislado de los tres volantes ofensivos. Siempre por la banda derecha, con el perfil cambiado y sin estar en su posición natural, intentó generar por su banda con su velocidad pero sin llegar a buen puerto. No fue su mejor partido.
Germán Denis (4): Muy sólo. Las pelotas le llegaron a cuenta gotas al “Tanque”, que tuvo una excelente jugada, aguantando el balón y descargando una habilitación deliciosa para un Aquino que no supo aprovechar. Abusaron mucho de tirarle pelotazos y, al final, terminó cansado.
Ezequiel Vidal (3): Ingresó por Rigoni para hacer, momentáneamente, dupla con Denis y oficiar de segunda punta. Con los demás cambios, modificó su posición y terminó como volante izquierdo, sin encontrar los huecos en donde llevar verticalidad y con poco fuego ofensivo.
Diego Vera (-): Pisó el césped en lugar de Aquino para acompañar a Denis en ataque. Mucho empuje, pero poco hizo para que sea calificado.
Rodrigo Gómez (-): Entró por Ortíz para ocupar la banda derecha y para que el equipo intente aprovechar su pegada. No mostró mucho para que sea puntuado.
Mauricio Pellegrino (3): Tres partidos jugados y cada vez se entiende menos a qué juega este Independiente. 4-2-3-1 el número telefónico que salió de movida ante Rosario Central: Con los cuatro defensores titulares; Ortíz y Méndez como pareja en la mitad de la cancha, el primero más retrasado para ser salida y que sea más de marca y Méndez más adelantado para colaborar en la presión y armar juego; tres volantes ofensivos, con Benítez por izquierda, Rigoni por derecha y Aquino en el medio como enganche y Denis como único punta neto.
El dibujo cambia a la hora de defender, formando un 4-1-4-1, con Ortíz retrasado como único volante central de contención, Aquino pasó unos metros más atrás y se apoyó al lado de Méndez como centrocampistas más adelantados; Rigoni y Benítez bajaron hasta la línea central para contener sus bandas y Denis el más adelantado.
Un equipo que de principio a fin, intentó ser dueño y protector del balón, apoyándose en la tenencia con los centrales cuando no había espacio, pero que terminó en una tenencia poco productiva, debido al escaso cambio de ritmo que tuvo de mitad de cancha hacia adelante y se convirtió poco a poco en intrascendente.
Si bien en la primera parte tuvo las más claras y pudo abrir el marcador, fue producto de jugadas aisladas, que sin mayores elaboraciones llegaron a destino, aunque sin concretarse. Con el correr de los minutos y la impaciencia presente comenzó el segundo tiempo.
Nuevamente, un equipo tranquilo complica y se lleva los tres puntos en casa con dos jugadas aisladas, producto de desatenciones o errores propios. Los cambios ofensivos, no terminaron teniendo peso en ataque. Vidal por Rigoni primero, para pasar a un 4-4-2 momentáneo, con la “Pulga” como segundo delantero, Aquino por derecha y Benítez por izquierda no modificó la ecuación.

Leer más...
Suscribirse a este canal RSS

Hinchas por el mundo

Flag Contador

"¡INDEPENDIENTE, el Gran Campeón! " PERIODISMO DEPORTIVO.
Página web no oficial dedicada al Club Atlético Independiente de Avellaneda. Realizada por periodistas deportivos, Socios e hinchas de Independiente, al solo efecto de Informar a los 5.000.000 de simpatizantes de la Institución. En cuanto al Material de textos y fotografías de producción propia, permitida la reproducción, rogamos siempre citar nuestra fuente.
PRENSA.