Menu

Twitter minuto a minuto

A+ A A-

Independiente tiene ideas, le falta aprender lecciones.

Con varios cambios en la formación, el Rojo trató de mantener el estilo que predica el técnico Gabriel Milito, pero para alcanzar el 1 a 1 ante Quilmes necesitó volver al esquema base 4-3-3./ Rodolfo Chisleanschi, PARA LA NACION.

Tagliafico, que dio la asistencia para el gol de Rigoni, controla la pelota ante Da Campo. Foto: Télam

¿Qué debe pasar para poder afirmar que una idea de equipo va en camino de concretarse en realidad? ¿Cuáles son las claves por observar para saber en qué punto se encuentra? ¿A qué se le tiene que hacer más caso, a los resultados o a los rendimientos?

El Independiente de Milito ofreció en Quilmes varios perfiles para investigar si sus pretensiones van calando en los jugadores, si más allá de las victorias encadenadas o del insulso empate de ayer, hay en gestación algo más que buenas intenciones.

Y seguro que el entrenador rojo se llevó un cuaderno lleno de conclusiones. Que los suyos no ganaron un partido muy accesible, teniendo en cuenta la escasa entidad mostrada por el rival, es la más evidente, pero no la más importante.

La superposición de campeonato y Sudamericana empujó a Milito a armar un equipo con ocho suplentes y la apuesta por el equipo alternativo, pero también para poner en práctica un novedoso 3-1-4-2, le habrá permitido apreciar que el primer paso está consolidado: en lo básico, el Independiente B no hizo nada diferente a lo que venía intentando el equipo A.

Pelota contra el piso, salida limpita desde atrás, paciencia para ir y volver cuantas veces sean necesarias para avanzar y retroceder en bloque, presión y anticipo como elementos principales en defensa, fueron los patrones de comportamiento, aun con apellidos distintos.

Con esas herramientas, Independiente completó un primer tiempo interesante en el dominio y la ocupación sensata de los espacios. El balón viajaba de un lado a otro, con Vitale como eje, y Benítez tirado atrás para confundir a los centrales locales (sin duda, lo mejor del equipo de Grelak), fiel a los conceptos que pregona su técnico.

Más aún, acumulaba gente por el medio Independiente, para terminar creando superioridad por afuera, con Martínez por derecha y el más incisivo Sánchez Miño por izquierda. Es decir, era el suyo un trabajo impecable en la teoría, pero no tanto en la práctica. Y es ahí donde Milito no puede haber quedado tan satisfecho como manifestó después del partido.

<

p>Porque el toque, la circulación y la movilidad deben tener un último pase picante y un volumen de profundidad acorde para cerrar el cuadro, y al Rojo le faltaron ambas cosas. Albertengo sintió la reaparición después de un año ausente y no entró nunca en el circuito. Barco, Blanco y Benítez fallaron más de la cuenta en la toma de decisiones, y el dominio se hizo reiterativo, inocuo, casi tedioso.

Leer más...

HOY DOMINGO CON "¡INDEPENDIENTE, EL GRAN CAMPEÓN!".

"¡INDEPENDIENTE,  EL GRAN CAMPEÓN!"
 
POR AIRE: DOMINGOS DE 19.45 A 22 HS. RADIO GAMA AM 1490.
 
Y  AM 1530, "CADENA ECO".
 

Grupo (para recibir e-mails informativos) :
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Skype: Independiente_El Gran Campeón

https://www.instagram.com/independientegc/
 
47 años en el Periodismo Deportivo, siempre junto a  Independiente.
 
------
Leer más...

Con sabor agridulce.

<

div dir="ltr">

Con un equipo inicial compuesto en su mayoría, por jugadores alternativos, Independiente dominó el balón pero no lo pudo traducir en triunfo. Empate que dejó una sensación extraña pensando en que mereció ganar.

¿Qué le faltó para llevarse los tres puntos? Mayor profundidad, sobre todo en el primer tiempo. Los volantes (Sánchez Miño, Blanco) debieron pisar más el área contraria. Por momentos el Rojo monopolizó el juego. Tuvo la pelota en la mayor parte del partido. Jugó mejor. Pero recién empezó a tener situaciones con los ingresos de Vera y Rigoni.

Tagliafico fue el mejor del equipo. Porque no tuvo inconvenientes cuando tuvo que marcar y fue opción constante de ataque. En el 3-4-1-2 elegido por Milito en el comienzo, “Taglia” se ubicó al lado del líbero Pellerano y cumplió con creces su función. Además, dio la asistencia en el gol de Rigoni. Otro que cumplió fue Barco, establecido como enlace, recibió otra vez varios golpes de los adversarios. Los árbitros deben empezar a protegerlo penando con tarjetas. Vitale fue otro de los aprobados. Recuperó bastante en el mediocampo. Lo de Damián Martínez fue decididamente malo. Apurado para marcar, cometió faltas innecesarias y molestó más de lo que ayudo en sus proyecciones. Todavía no sabemos para qué vino.

<

p> 

Leer más...

"Oscar De Independiente SinCensura": "¿Es que antes no era así?"...

Fuí temprano a la panadería, ya que me interesa ver como se define la cuestión de la Copa Davis.- Argentina había logrado una buena ventaja el Viernes, pero con la derrota de ayer el final es una incógnita, más jugando en Inglaterra.-

Esta vez tenía $ 50 para pagar los $ 41 que cuesta mi compra, por lo que suponía una nueva fricción con la cajera, siempre quejosa del cambio, y dispuesta a solucionarlo aditando alguna factura o miñon a mi compra.-

Sorprendentemente, me dió cambio exacto: un billete de cinco y dos billetes de dos, para totalizar el vuelto preciso.-
Agregó: "Disculpe que le doy dos billetes tan destruidos (los de $ 2 realmente deben haber sido emitidos en 1991), pero nos ajustaron el control de caja. Tenemos que ser exactos".

Sorprendido, le contesté: "¿Es que antes no era así?"...

<

p>Me dijo: "Antes teníamos cierta discrecionalidad, por ejemplo, podría haberle dado $ 10 y me quedaba debiendo un peso. Pero esta semana, apareció una deuda muy grande con la Federación de panaderías, y los dueños estuvieron investigando el destino del dinero que nos habían prestado... Así que no quiero problemas".

Leer más...

LOS PUNTAJES: Empate en el sur... (Por: JULIÁN BARRAL).

Gabriel Milito paró un equipo alternativo en cancha para enfrentar a Quilmes como visitante, con la mente puesta en la Copa Sudamericana, y logró un punto al rival de turno, con un tanto de Emiliano Rigoni. En “¡Independiente, el Gran Campeón!”, te dejamos los puntajes.

Por: Julián Barral, WWW.ELGRANCAMPEON.COM.AR.

Gonzalo Rehak (6): Buen debut del juvenil surgido de las divisiones inferiores. Aparentó calma, tranquilidad y seguridad en todo momento. Algunos remates desde larga distancia y otros centros que descolgó bien. Su fuerte parece ser el juego con los pies, elemento con el que se vio más entero y preciso. Nada que hacer en el gol.

Damián Martínez (3): Flojo partido del lateral derecho, que sumó minutos pensando en el duelo del día miércoles. Flojo en la proyección, nunca gravitó por su banda, cometió fouls torpes y estuvo impreciso en la entrega y asociación con sus compañeros.

Nicolás Figal (5): Su nivel viene parejo desde hace algunos partidos, aunque hoy, quizá, un tanto más bajo. Un poco de soberbia con la pelota en los pies casi le cuesta algunas pérdidas complicadas. Bien en la marca, correcto de arriba, no sufrió mayores complicaciones con los delanteros rivales.

Hernán Pellerano (6): De lo mejor en la última línea. Voz de mando en todo momento, ordenando a sus compañeros, primer pase y salida en cada una de las pelotas que salían desde el fondo y tiempista para jugar la pelota, sin ninguna fisura a la hora de salir jugando. Buenos cruces, bien en el mano a mano y sólido a la hora de chocar ante sus oponentes.

Nicolás Tagliafico (7): Su nivel es superlativo. El mejor del fondo y, a mi gusto, de Independiente en el general del partido. En el cotejo de hoy, un poco más volcado hacia el centro del área, ya que pasó a jugar como un central más por el retroceso de Sánchez Miño. En la primera mitad, no se proyectó con fluidez, pero estuvo atento en la marca, correcto en la salida y siempre eligió bien y fácil para jugar la pelota. En la parte complementaria –y con el equipo cayendo por un tanto- pasó al lateral izquierdo plenamente, subió con mayor fluidez y tiró el centro que terminó en el tanto del empate.

Julián Vitale (4): Ni fu, ni fa. El medio fue una zona de transición gratuita, en donde no hubo un nexo entre los defensores y los delanteros. Mantuvo un nivel parejo durante los noventa minutos, intentó cubrir espacios y colaborar con la marca, pero falló a la hora del traslado y distribución de juego.

Juan Sánchez Miño (5): Una posición extraña a la que hoy muchos catalogan como “tres bis”, ya que estuvo muy pegado a la humanidad de Tagliafico y conformó la línea de cinco con que arrancó el cotejo, detrás de la mitad de la cancha. Un tanto lento para jugar la pelota, intrascendente en algunas ocasiones. Correcto para jugar con sus compañeros, optó por pases cortos, certeros y algunos centros que terminó descolgando el arquero. En la segunda mitad, pasó a jugar como interno izquierdo en la mitad de la cancha donde tuvo un poco más de protagonismo con el balón y participó más del juego.

Ezequiel Barco (6): En el esquema inicial, apareció como mediocampista con libertades para moverse por todo el ancho de la cancha para poder hacer fructífero su fútbol. Pidió todas las pelotas, se cargó el equipo al hombro y fue partícipe de casi todas las ocasiones de peligro que generó Independiente, con sus gambetas y pases filtrados, como el de Benítez, que pegó en el palo. Premio al esfuerzo, a las ganas y condiciones que demuestra todos los partidos.

Domingo Blanco (4): Una de las apuestas de Milito para este partido. Ubicado como mediocampista, intentó ser uno de los generadores de fútbol, pero en varios casos sin lograr el cometido, errando pases que terminaban en los pies de los rivales y alternando algunas buenas con otras malas. Tuvo una buena chance, que sacó el arquero local, cuando definió solo dentro del área grande.

Martín Benítez (6): Otro que merece llevarse el galardón a uno de los que más intentó en el partido. Con el cambio de esquema, fue segunda punta al lado de Albertengo, con el que pocas veces logró encontrarse. Tuvo soltura para moverse por todos lados, iniciando las jugadas desde el lugar de la cancha que más le sea conveniente. Tuvo un tiro libre que pasó cerca en el primer tiempo y un mano a mano en el que definió bien, pero el palo le dijo que no.

Lucas Albertengo (4): Luego de un largo tiempo de inactividad, volvió a jugar con el primer equipo. Se lo notó falto de ritmo y fútbol, ya que apareció inconexo con sus compañeros, sin encontrarse dentro del campo y no llegó a tocar varias pelotas a lo largo de los noventa minutos. Falta para que vuelva a ser.

Emiliano Rigoni (5): Uno de los apuntados para cambiar la ecuación cuando las papas quemaban. Se ubicó como extremo izquierdo, aunque pocas veces logró desequilibrio con su velocidad y, en algunas ocasiones, abusó de la tenencia excesiva del balón. Marcó el tanto del gol para llevar tranquilidad.

Diego Vera (4): Se ubicó como centrodelantero, con la salida de Albertengo, para tener mayor peso en ofensiva. Entró poco en juego y, las veces que lo hizo, fue saliendo del área como él acostumbra. Tuvo una clara dentro del área grande, cuando definió cruzado, al lado del palo.

Jorge Ortíz (-): Ocupó el lugar de Vitale dentro de la cancha, poniéndose como volante central. La gran mayoría de las pelotas que tocó, terminaron en los pies del rival. Pocos minutos para ser calificado.

Gabriel Milito (5): Más allá de la rotación y del cambio forzoso de esquema que utilizó por la salida de Denis, fue un planteo mezquino. 5-3-2, con Pellerano por Cuesta para comenzar con esa salida de jugadores titulares, acompañado por Figal y Tagliafico como centrales, y dos laterales, uno Martínez, que fue por derecha, y el otro Sánchez Miño, que más que mediocampista o extremo, fue lateral, bien pegado al ex Banfield. Tres volantes en la mitad de la cancha, con Vitale como centrocapista de recuperación, robo y salida, siendo primer pase, junto a Blanco y Barco con mayores libertades para moverse, pero colaborando con la marca. Arriba, Benítez, con soltura y Albertengo, por afuera pero apareciendo dentro del área.

La premisa del juego al ras del suelo se cumplió, moviendo la pelota de lado a lado, con calma, siempre y cuando el rival dejaba, y fue así como llegaron las ocasiones de peligro, aunque fue a cuenta gota. El cotejo, se transformó en un ida y vuelta de tres cuartos a tres cuartos, con dos equipos que fallaban en el puntazo final y no concretaban las pocas que tenían.

La idea de Sánchez Miño como segundo lateral y la poca generación de juego, a raíz de las escasas situaciones generadas, terminaron por agotar un partido que, a priori, parecía accesible.

En la parte complementaria, y luego del gol, decidió mover el banco, con Rigoni y Vera a la cancha, pasando así a su 4-3.3 neto, con Miño ya en la mitad de la cancha y tres delanteros, Vera, Benítez y Rigoni.

Dos chances claras, mediante el juego asociado, fueron las situaciones que dejó el partido, ante un rival conforme con el empate, sin creación clara de mitad de cancha en adelante. Tagliafico en escena y Rigoni volvieron el alma al cuerpo, con el empate.

<

p>Las cuestiones son saber el porqué de la inclusión de tantos cambios, con apenas seis partidos de temporada, con un torneo recién arrancado, al igual que la copa, y la diferencia que hay entre un equipo titular y suplente, ya que al final, salvo tres jugadores, terminó disputando el encuentro la base que intenta salir de memoria.

Leer más...

"EL GRAN DIABLO") Independiente empató, pero mereció ganar...

Empate de Independiente en Quilmes, el gol lo consiguió Rigoni. Hubo debut y caras nuevas..

Buen partido de un Independiente con caras distintas en el equipo pero con una clara idea de como jugar, algo rescátale pues así fue como también llego a un empate mas que merecido, pues a los largo del partido fue superior a un Quilmes que solo llego al gol por una jugada casi fortuita y que le rebotó a Martinez para conseguir la ventaja.

Pero lo bueno del equipo es que no renuncio a su juego y llego en varias oportunidades y hasta el poste le negaba el gol. Hubo una buena impresión de este equipo que seguramente lo seguiremos viendo con el correr de los partidos de copa. Independiente tuvo el control de la pelota en un 70 por ciento, y también las mejores oportunidades

<

p>Premio Gran Diablo: Tagliafico es un jugador de selección, impecable cerrando y llendo al ataque.

Leer más...
Suscribirse a este canal RSS

Hinchas por el mundo

Flag Contador

"¡INDEPENDIENTE, el Gran Campeón! " PERIODISMO DEPORTIVO.
Página web no oficial dedicada al Club Atlético Independiente de Avellaneda. Realizada por periodistas deportivos, Socios e hinchas de Independiente, al solo efecto de Informar a los 5.000.000 de simpatizantes de la Institución. En cuanto al Material de textos y fotografías de producción propia, permitida la reproducción, rogamos siempre citar nuestra fuente.
PRENSA.