Menu

Twitter minuto a minuto

A+ A A-

@vitomundial ) Dar la vuelta a los mundiales para llegar al paraíso del fútbol...

Los mexicanos llenan las plazas, ahora nos llenan de juego. Chicharito, en diálogo con LA CAPITAL, se le anima a la Copa. Y Layun deja sentado que las fiestas hay que hacerlas en la cancha.

por Vito Amalfitano
@vitomundial

Desde Moscú, Rusia; "LA CAPITAL", MAR DEL PLATA.

Los mexicanos son los que desbordan las plazas en todos los mundiales. Hoteleras, en los aviones, los trenes, los tickets. Son decenas de miles siempre. Un clásico en la historia moderna de la Copa del Mundo. En un país por cierto desigual, son igual millones los que tienen la capacidad de viajar, y miles y miles de ellos insisten cada cuatro años con el fútbol, sin importarles el resultado y ni siquiera si consiguen entradas.

Hay una chanza clásica ya entre periodistas y aficionados de mundiales. Cuando México se queda afuera, algo que irremediablemente siempre casi siempre pasó muy temprano hasta ahora, “se libera” un poco la sede. Empiezan a aparecer automáticamente las plazas en los aviones, los trenes, los hoteles, los estadios. Es parte de la jerga, en tono de broma, pero es bien real. En la práctica ocurre de esa manera.

La imagen se le apareció a este cronista en la propia salida del metro de Luzhniki, que nos depositó directamente en el máximo escenario del Mundial en Moscús. Un grupo de mexicanos, con los sombreros clásicos, y vestidos todos de verde, levantando una réplica de la Copa del Mundo para la foto. Fue inevitable el pensamiento “despectivo”, “sobrador”. “¨¿Cómo agarran con tanto fervor una Copa que siempre ven pasar tan de lejos?”. No se puede evitar la reflexión rápida. Uno no imagina a México entre los potenciales candidatos a ganar ningún Mundial. Y, sin embargo, son los que más aficionados tienen en cada Copa. Y están entre los más festivos.

Por ahí ahora, tras la actuación ante Alemania, habría que repensar esa idea. Lo siento en el retorno en el mismo subte, rumbo a Park Kultury, luego a Barrikadnaya, después a Skhodnenskaya, el largo camino de regreso a casa de todos los días. Mucho tiempo para pensar, mientras, claro, los mexicanos cantan dentro del vagón “Ay, ay, Ay / canta y no llores…/”

Máxime después de haber hablado con el famoso Javier Hernández a la salida del vestuario de México en la “zona mixta”. Chicharito se animó a decirnos: “Queremos estar en la final de la Copa del Mundo”. Venían de pintarle la cara al campeón, a la Alemania que gana siempre. ¿Cómo no ilusionarse así?

Hace exactamente dos años Javier Hernández Balcázar, Chicharito, sufrió, el desastre de Santa Clara. El escarnio de la derrota 7 a 0 ante Chile en la Copa América 2016, en el Levi’s Stadium de San Francisco.

Un futbolista que llegó a la gloria de consagrarse en dos de los clubes más importantes del mundo, Real Madrid y Manchester United, pero también un histórico de la selección mexicana que se metió, aquel día, hace dos años, en el barro del fondo del pozo tan profundo como el Bunker 42 que visitamos en Tagnaskaya, aquí en Moscú. Tanto como los 18 pisos, 66 metros de subsuelo, de este refugio de la segunda guerra mundial, convertido hoy en Museo de la guerra fría.

Desde ese fondo tan profundo, y de los continuos vaivenes extrafutbolísticos, con el episodio reciente en Dinamarca incluído, México se levantó a tal punto de construir, este domingo de gloria en Luzhniki, la victoria más importante de su historia. Y Chicharito también se redimió.

Los periodistas tuvimos que esperar más de una hora en la “zona mixta”. Adentro del vestuario se desató una fiesta que se burló de aquella que se viralizó hace dos semanas. Pero Chicharito, ahora jugador del West Ham, salió de allí impecable, como un lord inglés, de saco y corbata, y con la deferencia de atender a este cronista de Argentina, mano a mano, sin apuro y sin cassette.

Miguel Layun.

Miguel Layun festeja el triunfo ante Alemania.

“Esto es muy positivo, pero a partir de mañana tendremos que enfocarnos en que este Mundial no se juega a un solo partido, queremos llegar muy lejos, queremos estar en la final de la Copa del Mundo”, lanzó, sin escudo. Aunque ante la repregunta de LA CAPITAL, sobre si habían escrito instante antes la página más grande de la historia del fútbol mexicano, Chicharito volvió por un instante a la prudencia: “Puede ser que sea así, pero de nada nos sirve ganarle a Alemania y después perder contra Corea y contra Suecia e irnos a nuestra casa. Tenemos que estar muy tranquilos, muy mesurados, tenemos que estar muy balanceados porque esto recién empieza”.

Le decimos que desde arriba se vio una exhibición. Nos contesta con una exclamación y con rostro de alegría: “¡Qué bueno!. Es bueno que le hayamos agradado a la gente. Nosotros también sabemos que hicimos un muy buen partido, con muchísimo esfuerzo, con muchísimo desgaste, tratando de jugarle ‘de tu a tu’ a Alemania, aunque con todo respeto. Y gracias a Dios se sumó todo a favor, que salga todo diez puntos, que estuviéramos enchufados y que ellos no tuvieran la mejor tarde”.

El “queremos estar en la final” resonó entre la mesura del resto del testimonio. “Desde el fondo del pozo / solo cabe ir mejorando”, canta Serrat. Chicharito salió del Bunker, México insurgente también, y ahora se atreve a todo. Hasta para que a nosotros ahora ya nos parezca verosímil esas fotos que los hinchas vestidos de verde con sus típicos sombreros y con la Copa del Mundo en alto. Desde este triunfo resonante ya no son convidados de piedra a la fiesta, se pueden sentir protagonistas…

Y hablando de fiestas, el volante de Sevilla Miguel Layun, no eludió, en el diálogo con LA CAPITAL, una respuesta sobre el episodio de Dinamarca y que causó gran revuelo en México hace un par de semanas, cuando a 8 futbolistas del plantel, el arquero Guillermo Ochoa y Jonathan y Giovani Dos Santos, Marco Fabián, Carlos Salcedo, Héctor Herrera, Raúl Jiménez y Jesús Gallardo se los vio en una fiesta con 30 mujeres, aunque en el día libre de la concentración.

“Cuánto más más hermético te mantengas y mientras más enfocado estes en lo que tengas que enfocarte es mucho mejor”, dijo Miguel Layun.

No eludió la pregunta en una parte de la charla que sostuvimos con él en la zona mixta del Luzhniki, poco después de la resonante victoria sobre los germanos. Ni se enojó. Por el contrario. Dejó un mensaje. “Enfocado en lo que tengas que enfocarte”, remarcó y marcó la cancha Layun, aunque está claro que todo lo que sucedió no hizo mella en el rendimiento del equipo.

Y siguió Layun con un concepto sobre la actuación y la resonancia del triunfo ante Alemania: “Yo creo que fue un partido que trabajamos muchísimo, que esperábamos con ansias todos los mexicanos y en especial nosotros; sabíamos que iba a ser un partido especial para poder levantar la cabeza y darnos una satisfacción a nivel interno después de todo lo que se dijo; y mucho mejor si podíamos darle esta alegría a la gente”.

También a Layun, compañero de Gabriel Mercado y Ever Banega en Sevilla, le pedimos un concepto sobre la Selección Argentina, tras el exiguo empate ante Islandia. “Siempre he dicho, y lo sostengo,-le contestó Layun a LA CAPITAL-, tener un jugador como Messi es tener ventaja; conozco perfectamente a Ever (Banega), a Gabriel (Mercado), y son jugadores de muchísima calidad; pero te puedo nombrar muchos más que están al mismo nivel, aunque naturalmente a ellos los conozco mejor y se lo que pueden dar”

“Argentina es una potencia, considero que el partido con Islandia al final no va a tener trascendencia en la trayectoria de Argentina en el Mundial, me parece que seguirán avanzando y van a pelear por el torneo”, auguró el volante de Sevilla.

México considera a Argentina. Y es natural. Pero tendremos que empezar a considerar a México. Viajaron tanto por los mundiales para llegar a esto. Valió la pena una cruzada tan larga y sufrida para avistar en un tramo del camino un paraíso futbolero del tamaño y la belleza de esta victoria ante Alemania. Aun sin importar lo que pase después…

@vitomundial

*

Leer más...

@VitoMundial ) La Selección Argentina. Fórmulas viejas, preocupaciones nuevas.

Todo lo que queres saber sobre la selección en Rusia 2018.
 
VITO AMALFITANO; "LA CAPITAL", MAR DEL PLATA.
 
LA SELECCIÓN.
 
En la víspera al debut de Argentina llegó la primera visita a La Plaza Roja. Una aproximación a un destino imponente, para el que no alcanzarán los días del Mundial. Pero de repente se comprueba cómo uno de los enclaves que partió en dos la historia de la humanidad se convirtió ya en el corazón del fútbol.
Como para darle la razón al célebre historiador Eric Hobsbawm, quien decía que “somos todos parte de una cultura futbolística global”, es a través del fútbol que en La Plaza Roja se mezcla el fervor por las nacionalidades y las banderas, pero en el buen sentido. Hinchas de todo el mundo llegan hasta aquí para rendirle tributo a la pelota. 
Entre ellos, miles de argentinos, quienes cantaron y gritaron por todo el centro histórico de Moscú en la previa del partido con Islandia y luego se juntaron en un imponente “banderazo” a la salida del Metro de Teatralnaya, y hasta reclamaron “que baje el dólar”, en alusión al descalabro económico que se vive en casa…
Y si de crisis provocadas se habla, la Selección en la cancha, fue un reflejo de ello. A veces, también en fútbol, se quiere disimular que hay equipo, cuando realmente es lo que falta. Y Argentina no llegó precisamente como eso a este Mundial.  Mal se podía pensar en un funcionamiento si ni siquiera se sabía, hasta hace unos horas, cuál era la formación base de Sampaoli. Y, por el contrario, se presumía que era otra distinta a la que se presentó, puesto a que hasta hace una semana los ensayos eran con más abastecimiento de juego para Messi, con Lo Celso en cancha. 
Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. No había equipo antes de comenzar el Mundial .Sigue sin haber equipo ahora. El agravante es que ni siquiera Messi y sus compañías pudieron contra un debutante en Copa del Mundo, una Islandia disciplinada pero limitada, con potencia física y un par de jugadores del fútbol inglés como Gylfi Sigurdsson y Birkik Bjarnason que combinan dinámica con destreza.
Lo que también preocupa mucho es el mal diagnóstico conceptual. En nuestra privilegiada ubicación en el estadio del Spartak, en la primera fila de pupitres de prensa, casi a la altura del propio Sampaoli, por un momento se nos presentó la imagen del partido con Suecia en Japón y Corea. Claro que con muchas menos situaciones de gol. Pero con la misma equivocación, tratar de jugarle a un equipo europeo con su propio libreto, y mal usado. ¿Para qué improvisar a Salvio como lateral si siempre chocó contra los extremos de Islandia sin poder avanzar con éxito? ¿Para qué tantos centros sin sorpresa ante centrales como los de Islandia?: Si se sabe que a un equipo europeo antiguo - clásico,-no la España y la Alemania de hoy, si Islandia y la Suecia de aquel tiempo-, es “de manual” que se lo descoloca con más juego, con toque y pelota al pie.
¿Por qué a Sampaoli se le ocurrió súbitamente volver a la fórmula Mascherano- Biglia, que quizá atrasa cuatro años? Máxime si ambos son superados  también en lo físico, en la velocidad, en la dinámica. De una mala salida del volante de Milan, por otra parte, llegó el gol de Islandia.
Messi dijo que esto recién empieza. Pero quizá en la primera fase el Mundial solo otorgue una revancha,-en este caso la del jueves, con Croacia-, mientras que a partir de octavos ya no hay desquite. Nada está escrito. Argentina puede sumergirse aun más en esta frustración. O bien puede llegar hasta el final del camino. El equipo quizá ya no aparezca, salvo un cambio diametral, pero si tendrá que empezar el Lío.
 
@VitoMundial 
 
*
Leer más...

Ricardo Pavoni: "Tenemos la costumbre de ganar y exigir más, y eso me molesta".

Ricardo Pavoni estuvo en Independiente el gran campeón, por AM 1490 Radio Gama, dialogando con Daniel Galoto: "Uruguay ganó a lo uruguayo (en el mundial), quizá no tuvo muchas posibilidades, pero lo esperaron y le complicaron la vida.- Sobre la hora fueron a buscar el cabezazo y ganaron. No jugaron bien, pero no importa.-
Tenemos la costumbre de ganar y exigir más, y eso me molesta.-
Argentina tuvo un equipo que lo esperó con el único objetivo de destruir su juego.- Argentina no tiene gente para tirar centros.- Pero Argentina no perdió, empató (1-1 con Islandia), veremos el segundo partido.-
Tagliafico anduvo bien, cumplió con su cometido, tiene crédito abierto y no tuvo errores.- Meza anduvo bien, pero por la contingencia del juego se iba al lateral y ahí tenía que jugar como un 4 adelantado o un 8 atrasado.- Tiene que jugar como en Independiente, a media agua.- Y juntarse con Messi.-  Al Kun Agüero lo vi bien, metiendo, hizo el gol que da cierta tranquilidad psicológica, y se movió bien por todos los sectores.- 
Leer más...

@VitoMundial ) Vito #Amalfitano. #RUSIA 2018: Bien cerca de Siberia.

La Selección Argentina: Todo lo que queres saber sobre la selección en Rusia 2018.
 
Bien cerca de Siberia.
 
VITO AMALFITANO. LA SELECCIÓN. 17 JUNIO 2018.; "LA CAPITAL", MAR DEL PLATA.
 
La Selección Argentina de fútbol se topó con una cruda realidad. Si no sos un equipo hasta el Mundial, es muy difícil que te transformes súbitamente en uno con solo debutar.
 
Pero al menos se imaginaba que iba alcanzar de arranque con el caudal individual y las diferencias lógicas de jerarquía que debe haber con un debutante en Copa del Mundo. Ni siquiera eso. Uno a uno con Islandia, en el debut en en el Grupo D en Rusia 2018. Sin fútbol y sin resultado. Ahora a buscar una recuperación urgente contra la fuerte Croacia.
 
A los 19’ Sergio Agûero le pegó con toda la carga de angustia, bronca, fe. Con todo lo que tenía acumulado desde el Mundial pasado, con la persecución de las lesiones. Con decisión peleó la pelota que Marcos Rojo tiró al área, la ganó y su remate fuerte se convirtió en la apertura del marcador de Argentina. Parecía un buen indicio. Se quedó ahí. 
 
Antes la Selección había inquietado con un cabezazo apenas desviado de Tagliafico y la jugada clásico de Messi arrastrando marca desde la derecha hacia el centro y el “latigazo” seco que con esfuerzo pudo conener el arquero Halldorsson.
Pero todo lo que Argentina intentó construir en ataque desde Messi se le desmoronó por su endeblez defensiva ante el fútbol físico y potente de Islandia 
Fue así como el equipo europeo casi se pone en ventaja por una increíble desinteligencia entre el arquero Willy Caballero y Tagliafico que no aprovechó Bjarnasson, quien desvió el remate final con la valla desguarnecida. 
Islandia logró el empate parcial muy rápido, a los 23’, cuando otra vez la defensa de la Selección dio todas las ventajas. Incluso con una segunda oportunidad en una misma jugada. Así fue como el Sigurdsson insistió con un segundo centro, otra vez no contuvo Caballero, como en el inicio de la acción y al rebote fue Finbogason para marcar el 1 a 1.
A partir de ahí Argentina buscó penetrar sin éxito y sin repentización el fuerte vallado de Islandia, que además tuvo demasiadas libertades para reiniciar después la jugada con pelotazos largos para desbordes de Bjarnasson o Sigurdsson. 
Solo Maximiliano Meza intentó romper las líneas a la par de Messi en un par de oportunidades, pero no alcanzó. El fútbol físico de Islandia logró imponerse ante la falta de sorpresa y talento colectivo en la búsqueda de Argentina. 
Un fútbol físico al que se le sumó el atrevimiento y la inteligencia del volante de Everton Gylfi Sigurdsson, quien en lanzó el centro del gol y sobre el final de la etapa casi pone en ventaja con un remate cruzado que le neutralizó con mucho esfuerzo Caballero. 
Entró Ever Banega en el segundo tiempo, pero siguió faltando el funcionamiento colectivo en ofensiva que encontrara la manera de quebrar el fuerte vallado defensivo de Islandia. A los 18’ Sigurdsson empujó a Maximiliano Meza en el área tras un centro desde la izquierda pero el penal lo malogro Messi. Anunció el remate, atajó Halldorsson.
Tampoco a Messi le salió el tiro del final, que se fue apenas desviado. Y un remate esquinada de Pavón fue neutralizado con esfuerzo por el arquero Halldorsson. Más allá de eso, la Selección se repitió en centros, sin fútbol y sin ideas. 
Triste empate con Islandia, que tuvo un debut histórico en mundiales. Nosotros estamos en Rusia, por ahora más cerca de Siberia.
 
@VitoMundial 
 
*
Leer más...
Suscribirse a este canal RSS

Hinchas por el mundo

Flag Contador

"¡INDEPENDIENTE, el Gran Campeón! " PERIODISMO DEPORTIVO.
Página web no oficial dedicada al Club Atlético Independiente de Avellaneda. Realizada por periodistas deportivos, Socios e hinchas de Independiente, al solo efecto de Informar a los 5.000.000 de simpatizantes de la Institución. En cuanto al Material de textos y fotografías de producción propia, permitida la reproducción, rogamos siempre citar nuestra fuente.
PRENSA.